Un proyecto de decreto de la IMM pretende restringir el horario de los boliches y los salones de fiestas, la idea es que estén abiertos solo hasta las 4 de la mañana