La Intendencia Municipal de Montevideo decidió suspender por una semana a la empresa que brinda servicios de transporte, Easy, por haber aceptado efectivo