Rotunda y su homenaje a 8 mujeres uruguayas

Por medio de una nueva campaña publicitaria, Rotunda buscó el diálogo entre 8 mujeres de la cultura uruguaya, 4 actrices y 4 emblemáticas poetas,  y lo hizo a través de diferentes modalidades de expresión artística que se vincularon directamente con la vocación y profesión de cada una de las protagonistas.

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

Esta campaña, protagonizada por Cecilia Yañez, Noelia Campo, Roxana Blanco y Gloria Demassi, buscó homenajear a cuatro mujeres emblemáticas de la poesía y cultura uruguaya, estableciendo un diálogo entre las diferentes vocaciones y generaciones.

Yañez, con la modernista de la generación del 900, se encargó de representar a Delmira Agustini, y utilizó una llave como forma de transmitir la apertura a la novedad. Campo, con la telúrica de la generación del 25', tuvo el honor de representar a Juana De Ibarbourou a partir de un huevo, como forma de transmitir la potencialidad de la ternura. Blanco, con la trágica de la generación del 45', hizo resurgir la figura de Idea Vilariño a través de tijeras que simbolizaron la ruptura de lo superfluo. Y Demassi, con la druida de la generación de medio siglo, encarnó a Marosa Di Giorgio por medio de frutos que representaron la cosecha del deseo.

Además, y en cada caso, los títulos de los poemas fueron una suerte de viaje y sirvieron de recorrido para lograr la idea final de esta campaña. El intruso, en el caso de Delmira Agustini, La invitación, de Juana de Ibarbourou, Un huésped, de Idea Vilariño, y Me vino un deseo misterioso de ver fruta, de Marosa Di Giorgio. Todo estuvo pensado para producir simbolizaciones y narrativas en función de un todo: una semántica de fases, de recorridos personales afectivos, distintas expresiones y emociones contrastantes según cada poeta y actriz.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: