Rosa Fité, directora de Atlántico Desarrollos Inmobiliarios

(Por Sabrina Cittadino) ¿Cómo está el mercado inmobiliario? ¿Qué proyectos tiene entre manos el Grupo Rumbo Atlántico en Uruguay? Fité, directora de la empresa a cargo de los desarrollos inmobiliarios Atlántico I y II conversó con nosotros.

Image description
Image description

Estamos a dos años de lo que fue la inauguración del primer desarrollo inmobiliario del Grupo Rumbo Atlántico en Uruguay, Atlántico I, al cual lo han catalogado como un éxito. ¿En dónde creés que radica el éxito del emprendimiento?

El éxito radicó en dos temas principales. Uno fue el equipo; nosotros somos una organización de valores y trabajamos con disciplina, y determinados principios y hábitos. Eso hace que apostemos siempre por la calidad constructiva, que es uno de nuestros puntos fuertes. El segundo tema es el servicio integral que damos a nuestros clientes, sobre todo a la cartera de inversores.

Hoy en día están desarrollando Atlántico II. Si bien ustedes mismos lo consideran como una especie de hermano del primer Atlántico, ¿hubo algún aprendizaje del primer edificio que llevaron a la práctica para el segundo? Es decir, ¿se hizo alguna mejora sustancial más allá de querer mantener la semejanza?

¡Uff, muchísimas! Una de las cosas que hacemos es escuchar a nuestros clientes y a quienes viven en nuestros edificios. Eso hace que busquemos innovar. Para nosotros cada proyecto es un desafío tecnológicamente hablando. Estamos aprendiendo continuamente para mejorar. A nivel de terminaciones no hay grandes diferencias, buscamos la innovación tecnológica en los materiales de construcción para poder tener proyectos más eficientes, que ecológicamente respeten al medioambiente, que se terminen rápidamente y, sobre todo, limpios.

¿Cuántos unidades son en total en Atlántico II?

39 apartamentos.

¿Cuántos se han comercializado ya?

Te contesto la pregunta al revés. Nos quedan por comercializar tres unidades y hemos empezado reventas. No nos queda nada de dos dormitorios, son tres apartamentos de un dormitorio únicamente.

Dentro de poco, en abril, van a arrancar con las obras del tercer hijo, Atlántico III. ¿Qué características tendrá este edificio y qué diferencias tendrá con sus dos antecesores?

Atlántico III es un hermano menor de los otros dos, porque es muy similar a Atlántico II al ser dos torres de apartamentos de uno y dos dormitorios. En este caso vamos a hacer una excepción al hacer un penthouse de tres dormitorios. Al ver las tendencias de mercado y cómo nos fue a nosotros con la comercialización de los demás desarrollos, vamos a hacer más unidades de dos dormitorios, ya que si hubiésemos tenido más cantidad en Atlántico II, ya estaría todo el edificio vendido.

La diferencia a destacar es que seguimos innovando. En Atlántico II seguimos utilizando materiales de construcción mucho más modernos que los de la construcción tradicional. En Atlántico III, la obra se va a hacer a través de hormigón celular, con la idea de que acortar incluso más los plazos de entrega y con el objetivo de utilizar más materiales y menos mano de obra, que es el principal costo.

¿Para cuándo estará pronto?

Tenemos previsto que comience a construirse en abril, siempre y cuando tengamos los permisos de construcción. Según nuestra previsión, siempre pensamos en los 24 meses aunque apuntamos a entregar antes del tiempo.

¿Qué precios se manejan para Atlántico III?

Arrancamos con precios de US$115.000 para apartamentos de un dormitorio y de US$135.000 para los de dos dormitorios. Cabe destacar que los entregamos con electrodomésticos, como se hace en España, con placares, sistemas de aberturas exteriores de vidrio doble, tanto en living como en los dormitorios, e instalaciones y todo lo que es el sistema de aislamiento ya prontos.

Los tres desarrollos, además de compartir nombre, comparten que están amparados bajo la ley de Vivienda Promovida. ¿Por qué la empresa ha apostado hasta ahora por proyectos que se rigen bajo dicha ley?

Uruguay es el país con más clase media de Latinoamérica y son proyectos enfocados a esta clase media. En segundo lugar, las exoneraciones son muy atractivas para los inversores. De cualquier manera, en el Grupo Rumbo Atlántico no solamente apostamos a negocios o proyectos vinculados a la ley de Vivienda Promovida.

¿A qué tipo de desarrollos están apostando concretamente?

Tenemos pensado seguir con una segunda línea de negocio, que implica la construcción de edificios de estacionamientos. Ahora estamos con un anteproyecto en Ciudad Vieja, pero seguimos buscando inversores o socios estratégicos que nos acompañen con este tipo de desarrollos, porque hay muchas oportunidades también en el resto de la ciudad.

¿Cómo está de salud el mercado hoy en día?

Si hablas con algunos, te dicen que no está bien. Te diría que nosotros estamos en un chequeo médico. En el mercado se tendría que abrir un poco más el tema de los créditos hipotecarios, porque vemos que hay jóvenes que tienen la ilusión de comprarse su primera vivienda pero no llegan con el dinero. Está abriéndose el grifo de los créditos hipotecarios, pero no tendrían que ser tan exigentes. Por otra parte, como te mencionaba, Uruguay es el país latino con más clase media, la cual tiene mucho para dar al mercado y también están viniendo muchos extranjeros a vivir acá, por eso hay más cancha para trabajar.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: