Pablo Álvarez, director de la agencia La Diez

“La Diez tiene 4 años y medio, y por suerte desde que comenzó no ha parado de crecer y transformarse. Nuestro sector ha sufrido los cambios provocados por las nuevas tecnologías, y el impacto de las redes sociales que convulsionó al mercado. Las empresas comenzaron a armar departamentos digitales, surgieron muchas compañías en este sector, productoras, etc. El medio digital llegó pero no para reemplazar a los existentes, sino como un medio más dinámico y que se mueve transversalmente al resto. Creo que en breve no van a existir más los departamentos digitales en las empresas de comunicación, sino que todo el personal va a ser digital.
De todas formas lo que está claro es que el corazón de nuestra empresa sigue siendo el mismo: ‘las ideas’. Y las buenas ideas trascienden, sin importar de qué manera. En la agencia acabamos de vivir una experiencia sin precedentes en el Uruguay con el caso de Luis Suárez (y el comercial de Abitab). Antes de pautar ya era un éxito en las redes sociales. Es una buena demostración de que una gran idea puede llegar muy lejos más allá del formato y del medio.
Como país, para seguir creciendo, hay aspectos que debemos mejorar y todos los tenemos presentes (educación, seguridad, etc.), pero si además vemos más allá, podemos descubrir que una de las debilidades de Uruguay es la lentitud con la que tomamos las decisiones y ejecutamos los proyectos. Hoy en el mundo, producto de la velocidad e incidencia de la tecnología, los cambios se dan de forma muy rápida, y quienes tengan mayor poder de reacción y puedan adaptarse más rápido van a tener una gran oportunidad. Uruguay, al ser un país pequeño, en teoría debería ser más ágil. Dos buenos ejemplos de ventajas de ser pequeños y ágiles fueron el Plan Ceibal y la trazabilidad en el ganado”.

(Para contactar a Pablo Álvarez hacé clic aquí) 

Comentarios:

Dejá tu Comentario: