Diego Licio, socio de Guyer & Regules

Ingresó hace 25 años en una de las firmas más importantes de abogados a nivel mundial y hace más de 10 años que fue nombrado socio del estudio. Además de ser contador y de contar con una maestría en Derecho Tributario, se desempeña como consultor de empresas fundamentalmente del exterior y también de Uruguay.   

Image description

¿Dónde estabas hace 10 años?

Hace 12 años fui nombrado socio en el estudio Guyer & Regules, allí ya hacía 13 años que estaba trabajando o sea que ya llevo 25 años trabajando en el estudio y desde ese tiempo a esta parte, el mundo legal y contable ha cambiado mucho en la forma en cómo se desarrolla la profesión y las expectativas de la gente. Hay que adaptarse a las nuevas situaciones porque el mundo ha cambiado muchísimo y eso se ha vivido con mucha intensidad durante estos últimos años. Por suerte en Uruguay, en esta última década, vivimos un crecimiento muy grande lo cual fue un desafío enorme en el estudio porque crecimos a tasas muy grandes, del 10%, 15% anual.  El desafío estuvo en la contratación de gente y en la capacidad de generar entrenamiento a esas personas para dar servicio de excelencia que es nuestro diferencial. Eso no fue nada fácil porque hubo que enseñarles a grandes velocidades y el ser humano no aprende tan rápido, entonces estuvimos con muchas tensiones en algunos momentos para poder atender toda la demanda que teníamos de servicios. A lo largo de estos años nos fuimos diferenciando, ampliando muchísimo las áreas de auditoría, consultoría, de compra y venta de empresas, en el área legal participando mucho más intensamente en todos los deals importantes que hay en la plaza y en el área de Real Estate notarial. Estuvimos participando muy fuerte en todo lo que es la parte de compra y venta de inmuebles que durante esta última década fue muy intensa sobre todo en la parte rural porque el agro creció mucho. También en el área fiscal, con toda la reforma tributaria y los cambios que ha habido desde el 2005 a esta parte. Eso hace que tengamos que estar muy atentos y alertas informando a nuestros clientes de los nuevos cambios y reformulando los modelos de negocios o las estructuras jurídicas de negocios.

¿Dónde te encontrás hoy?

Hoy nos encontramos en un país con un crecimiento moderado, depende de dónde lo mires podés considerar que está en cero o a veces un poquito por debajo. Ya no tenemos la problemática que habíamos tenido antes de captación de gente pero ahora tenemos que ser mucho más incisivos en ver qué tipo de gente tenemos que contratar porque la demanda sigue siendo cada vez más exigente y la productividad tiene que ser cada vez mayor. Hoy nuestros clientes tienen un acceso a la información mucho más amplia que antes, ya vienen con una buena formación e interiorización en muchos de los aspectos y por ello requieren de un asesoramiento más profundo e interdisciplinario. Por suerte hoy tenemos una firma muy multidisciplinaria con contadores, abogados, escribanos, algunos con especializaciones tributarias, otros con especializaciones en negocios. Estamos desarrollando mucho más nuestras áreas de marketing, nuestro business development para lograr que nuestros clientes nos conozcan mejor. En ese sentido hacemos encuestas de satisfacción muy importantes en nuestros clientes para saber que estamos en el nivel que queremos estar. Hoy tenemos un estudio muy grande, con casi 400 personas en todas estas áreas, desarrollamos también el servicio de auditoría y estamos esperando que las condiciones de inversiones extranjeras y las condiciones de negocios de la región y de nuestro país mejoren un poco para poder crecer más rápido. De todas formas estamos creciendo, no nos podemos quejar para nada, pero no lo estamos haciendo a los niveles que lo hacíamos anteriormente.

¿Dónde te ves dentro de 10 años?

Es muy interesante y difícil de responder porque el mundo cambia cada vez más rápido y esos cambios son muy disruptivos. En todos los negocios se mete la tecnología y la idea de compartir conocimiento que existe en la cultura actual hace que se modifiquen todos los modelos de negocios. Nosotros nos vemos siempre mirando hacia el futuro, estamos mirando mucho hacia el futuro y por eso alineamos todas las políticas de nuestra empresa en función de lo que creemos que va a pasar. Creemos que dentro de unos años va a haber mucho más inteligencia artificial y mucho más necesidad de los profesionales de desarrollar capacidades emocionales y de otra índole no solo técnicas que ayuden a generar mayor valor agregado a nuestros clientes. Debemos conocer más su negocio desde adentro para poder agregar más valor porque la parte técnica y dura quizás pueda ser reemplazada o asistida por máquinas. Entonces en función de eso tratamos de contratar gente que sea capaz de adaptarse a esos cambios con gran velocidad y que esté abierta a adentrarse en la tecnología y a estar siempre atentos a todos esos cambios. Nos vemos en un mundo que creo que va a ser igual de competitivo pero bajo otras reglas de juego donde las habilidades de los profesionales van a ser más soft y menos hard.

Comentarios:

Dejá tu Comentario: